Universidad del Valle de Guatemala
 
Departamento de Ciencias Sociales
Maestría en Consejeria Psicológica y Salud Mental
Psicodiagnostico de Desórdenes Mentales
 

Marihuana en Guatemala

 

Judith Obregón Olaya

  

Marihuana

Según el Doctor Alfredo Asturias U.  Director General del Proyecto Ariadna, (tomado del sitio Web del Proyecto Ariadna), el cual es un proyecto guatemalteco, que ayuda a los personas con dependencia a las drogas, define a la marihuana como: “una mezcla verde o gris de flores secas cortadas en trocitos de la planta Cannabis sativa.  Refiere que existen más de 200 palabras comunes para la marihuana incluyendo "pot.," "herb," "weed," "boom," "Mary Jane," "gangster,"y "chronic (en Guatemala el nombre mas utilizado es “mota”)  Usualmente se fuma como un cigarrillo llamado "joint" o "nail" o utilizando una pipa. En los últimos casos se ha encontrado "blunts", o cigarrillos en los que se ha reemplazado el tabaco por marihuana, muchas veces combinada con otra droga como el crack. Algunos usuarios también mezclan la marihuana con alimentos o la usan para hacer té”.

“La cannabis sativa, continua Asturias, es de la familia de los canibinoides cuyo tallo, hoja, y flor, sirven para producir una droga con características alucinógenas.  Es usada como droga desde siglos antes de Cristo; los chinos en el año 2800 AC, usaban la planta como medicina y para hacer sogas. Es una droga de la Clase 1 de las drogas controladas, que no se puede adquirir en las farmacias, ni con prescripción médica. El ingrediente psicoactivo de la planta se llama Tetrahidrocannabinol (THC), es sólo una de las 400 sustancias que se han encontrado en la marihuana.  La THC altera el sistema nervioso central en las regiones pre sinápticas, sináptica y post sináptica afectando en particular la acetilcolina, otra de las sustancias neurotransmisoras. La alteración a veces llega a tal grado, que produce fuertes alucinaciones y paranoia”.

Según el Psiquiatra Pedro Delgado (El Universal 27 de julio 1997) los efectos a corto plazo del uso de la marihuana incluyen problemas con la memoria y el aprendizaje, percepción distorsionada, dificultad para pensar y resolver problemas, pérdida de la coordinación y un aumento en el ritmo cardíaco, ansiedad y ataques de pánico”,  “también la disminución de la respuesta de los reflejos motores, es decir la velocidad con que respondemos con brazos y manos a una exigencia repentina. La marihuana retarda la respuesta motora, tan necesaria en las emergencias”.

También refiere el Dr. Delgado  “que la marihuana produce una disminución de la respuesta a estímulos luminosos. El ojo de los consumidores se ve limitado en percibir en la oscuridad señales como las de emergencia.  La  persona que está bajo los efectos de la marihuana tiene una percepción del tiempo que está acelerada o retardada, por tanto la realidad externa la observa a "cámara lenta o rápida". Imagínense lo que eso puede significar a la hora de evitar una colisión”.

“Finalmente la motivación, que es la energía o el interés que pone una persona en una tarea, y la tendencia al logro que se refiere a la minuciosidad y el empeño en hacer las cosas bien se ven afectadas en forma importante y por tiempo prolongado en consumidores de marihuana”.

La siguiente información del sitio de Internet del Proyecto Ariadna, aborda algunos estudios realizados, sobre los efectos  y el potencial adictivo de la marihuana.

“Los científicos han descubierto que las sensaciones positivas o negativas experimentadas por un individuo después de fumar marihuana, están directamente relacionadas con la genética. Un estudio reciente mostró que los gemelos idénticos tienen mayor probabilidad de reportar respuestas similares al uso de marihuana que gemelos no idénticos, indicando así una base genética para sus sensaciones. Los gemelos idénticos tienen los mismos genes y los gemelos fraternos comparten más o menos la mitad de sus genes. Factores ambientales tales como la disponibilidad de la marihuana, las expectativas sobre su efecto, la influencia de amistades y contactos sociales y otros factores que serían diferentes hasta para los gemelos idénticos han demostrado tener un efecto importante. Sin embargo, también se descubrió que el ambiente familiar de los gemelos no tiene ninguna influencia detectable sobre los efectos de la marihuana antes de los 18 años de edad.

Peligros para la salud

Efectos de la marihuana en el cerebro

Los investigadores han encontrado que el THC cambia la manera como la información sensora llega y es procesada por el hipocampo. El hipocampo es un componente del sistema límbico del cerebro que es crucial para la memoria del aprendizaje, y la integración de experiencias sensoriales con emociones y motivaciones. Las investigaciones han demostrado que las neuronas del sistema de procesamiento de información del hipocampo y la actividad en las fibras nerviosas son reprimidas por el TCH. También, los investigadores han encontrado un deterioro de los patrones de conducta aprendidos, también dependientes del hipocampo.

Recientes investigaciones también indican que el uso prolongado de la marihuana produce cambios en el cerebro similares a los vistos después del largo uso de otras drogas que son frecuentemente abusadas.

Efectos en los pulmones

La persona que fuma marihuana frecuentemente puede tener los mismos problemas respiratorios de los fumadores de tabaco. Estas personas pueden tener tos y flema a diario, síntomas de bronquitis crónica, y mayor frecuencia de catarros. El uso continuo de la marihuana puede llevar al funcionamiento anormal del tejido pulmonar, debido a su destrucción o trauma.

Efectos en la frecuencia cardiaca y la tensión arterial

Resultados recientes indican que la práctica de fumar marihuana e inyectarse cocaína al mismo tiempo puede causar un marcado aumento de la frecuencia cardiaca y la tensión arterial. En un estudio, se dio marihuana sola, cocaína sola y luego una combinación de ambas a usuarios frecuentes de estas dos drogas. Cada droga sola produjo efectos cardiovasculares; al combinarlas, esos efectos se intensificaron y duraron más. La frecuencia cardiaca de los sujetos del estudio aumentó 29 latidos por minuto con marihuana sola y 32 latidos por minuto con cocaína sola. Al administrarlas juntas, la frecuencia cardiaca aumentó en 49 latidos por minuto, y ese aumento persistió por más tiempo. Las drogas se administraron a los sujetos mientras estaban en reposo. En condiciones normales, una persona puede fumar marihuana e inyectarse cocaína y luego hacer algo causante de estrés físico lo cual puede aumentar mucho el riesgo de sobrecarga del sistema cardiovascular.

Efectos del uso frecuente de la marihuana en el aprendizaje y la conducta social

Un estudio en estudiantes universitarios mostró que ciertas habilidades críticas relacionadas con la atención, la memoria y el aprendizaje están alteradas en aquellas personas que usan marihuana con mucha frecuencia, aún después de descontinuar su uso por 24 horas. Los investigadores compararon 65 "usuarios frecuentes" que habían fumado marihuana con una frecuencia media de 29 en los últimos 30 días, y 64 "usuarios menos frecuentes" quienes habían fumado con una frecuencia media de 1 en los últimos 30 días. Después de una abstinencia de 24 horas, estrictamente controlada, a la marihuana y otras drogas ilícitas y al alcohol, los estudiantes recibieron pruebas estandarizadas para medir aspectos de la atención, memoria y aprendizaje. Comparados con los usuarios poco frecuentes, los usuarios frecuentes de marihuana cometieron más errores y tuvieron mayor dificultad para mantener la atención, cambiar la atención en respuesta a las demandas del ambiente, y registrar, procesar y utilizar información. Los resultados sugieren que el mayor impedimento por parte de los usuarios frecuentes está probablemente asociado con una alteración de la actividad cerebral producida por la marihuana.

Estudios longitudinales sobre el consumo de marihuana por parte de jóvenes por debajo de la edad universitaria indican que los usuarios tienen menor rendimiento que los no usuarios, mayor aceptación de comportamientos anormales, mayor comportamiento delincuente y agresión, mayor rebeldía, relaciones mas dificultosas con sus padres y mayores asociaciones con amigos delincuentes y que consumen drogas.

Las investigaciones también muestran mayor propensión al enojo y comportamiento regresivo (chuparse el dedo y episodios de "rabietas") en los infantes cuyos padres consumen marihuana que entre los infantes de padres no usuarios.

Efectos en el embarazo

Cualquier sustancia que se abuse puede afectar la salud de la madre durante el embarazo y este es un período en el que ella debe cuidarse con especial atención. El abuso de sustancias puede interferir con una nutrición y descanso adecuados, lo cual puede afectar el buen funcionamiento del sistema inmunológico. Algunos estudios han encontrado que los bebes de madres que usaron marihuana durante el embarazo tienden a ser más peque‚os que los de las embarazadas que no utilizaron la droga. En general, los bebes de menor tamaño tienden a desarrollar problemas de salud.

La madre lactante que usa marihuana pasa parte del TCH a su bebe a través de la leche materna. Las investigaciones han encontrado que el uso de la marihuana por parte de la madre durante el primer mes de lactancia puede impedir el desarrollo motor (control del movimiento de los músculos) del bebe.

Potencial adictivo

Una droga es adictiva cuando causa un deseo de búsqueda y consumo compulsivo e incontrolable, a pesar de los efectos adversos sociales y sobre la salud. La marihuana cumple con estos requisitos. Anualmente, más de 120.000 personas buscan tratamiento para su adicción primaria a la marihuana. Además, estudios hechos en animales indican que la marihuana puede causar dependencia física y algunas personas han reportado síntomas asociados con la abstención o supresión”.

Especies de Marihuana que se venden en Guatemala (El Periódico, 2004)

Según el diario “El Periódico”, (19 Diciembre 2004) hay cuatro clases de marihuana que se consumen en Guatemala, aunque existen más de 80 especies en el mundo.
Las especies que se venden en el país son “chronic”, “afgani”, “AK-47” y la petenera o punto rojo.  Esta última es de origen guatemalteco, y las otras tres son extranjeras y cultivadas al norte del país. En el mercado local, un cartón de chronic se puede adquirir entre Q20 y Q30. Esa porción rinde para hacer de tres a cinco puros o cigarrillos. El mismo precio tiene la petenera o punto rojo y la misma cantidad de la afgani cuesta Q40. La más cara es la AK- 47 de origen colombiano, que vale Q75 el cartón y Q700 la onza.

LA CHRONIC

Se
puede cosechar en campo abierto o en invernadero. Del 15 al 31 de octubre son días perfectos para su cultivo y su floración dura entre 56 a 63 días.
 
Precios:
Cartón: de Q20 a Q30
Onza: Q400


 


AK-47

Se cosecha también en octubre y su floración es de 40 días.
Esta planta es más conocida, es fácil de cultivar, llega a medir dos metros de altura.  Su origen es de una mezcla de los tipos de marihuana afgani y guerrillas gusto colombiana.
Es de las más fuertes en el mercado, el efecto de un cigarrillo dura hasta seis horas.
Precios:
Cartón: Q75
Onza: de Q700 a Q800


 


AFGANÍ


Originaria de Afganistán. Su floración es de ocho a doce semanas, es adaptable a cualquier ambiente, exterior o invernadero, no pierde su calidad.
Su cultivo es preferible en altura baja y el mes ideal para su recolección es octubre.
Esta variedad nació de una mezcla de diez mil plantas. Su creación tardó cerca de ocho años en desarrollarse.
Precios:
Cartón: Q40
Onza: Q450 a Q500


 


PETENERA O PUNTO ROJO

Se cultiva en octubre, sus hojas tienen unos puntos rojos. Crece hasta dos metros de altura.  Fue una de las primeras especies que se cultivó en el país de Guatemala, y es la más consumida por su precio.

 

INCIDENCIA

 

En Guatemala existen pocas estadísticas en cuanto a la incidencia de esta droga en la población guatemalteca, la mayoría de estudios que hay son investigaciones sobre las drogas en general y arrojan datos comparativos con respecto a las otras drogas.

El Proyecto Ariadna realizo el estudio de observación del futuro financiado por NIDA (National Institute on Drug Abuse)  en el que: “evalúa anualmente el uso de drogas por estudiantes de 8, 10 y 12 grados de secundaria y adultos jóvenes en todo el país.  Después de disminuir por más de una década, el uso de marihuana entre los estudiantes comenzó a aumentar a principios del decenio de los 90”.

“En 1996 y 1997, el uso de marihuana al menos una vez (uso durante la vida) por los estudiantes de 10° y 12° grados aumentó, continuando la tendencia observada en años recientes. La tasa de uso de marihuana durante la vida es la mayor que se ha registrado desde 1987, pero todas las tasas de uso permanecen  por debajo de las observadas a fines de los años 70 y principios de los 80”. 

“El uso de marihuana durante el último año y durante el último mes no cambió significativamente entre 1996 y 1997 en ninguno de los tres grados, lo que sugiere que podrían estarse moderando los marcados aumentos de los años recientes. El número de estudiantes que usaron marihuana a diario en el último mes aumentó entre los estudiantes de 12° grado, pero disminuyó entre los de 8° grado; este modelo de aumento en el uso por los estudiantes mayores y de estabilidad o disminución en el uso por los estudiantes más jóvenes se observó en varios indicadores en el estudio realizado en 1997”´.

A continuación presentamos unas gráficas del Estudio de Observación del Futuro, financiado por NIDA (National Institute on Drug Abuse), que realiza anualmente el Proyecto Ariadna.

Porcentaje de estudiantes de 8 grado usuarios de marihuana:
Estudio de observación del futuro

 

 1991

 1992

 1993

 1994

 1995

 1996

 1997

Uso alguna vez

 10.2%

 11.2%

 12.6%

 16.7%

 19.9%

 23.1%

 22.6%

Uso en el último año

 6.2

 7.2

 9.2

 13.0

 15.8

 18.3

 17.7

Uso en el último mes

 3.2

 3.7

 5.1

 7.8

 9.1

 11.3

 10.2

Uso diario en el último mes

 0.2

 0.2

 0.4

 0.7

 0.8

 1.5

 1.1

 

 


Porcentaje de estudiantes de 10o grado usuarios de marihuana:
Estudio de observación del futuro
 

 

 1991

 1992

 1993

 1994

 1995

 1996<

 1997

Uso alguna vez

 23.4%

 21.4%

 24.4%

 30.4%

 34.1%

 39.8%

 42.3%

Uso en el último a‚o

 16.5

 15.2

 19.2

 25.2

 28.7

 33.6

 34.8

Uso en el último mes

 8.7

 8.1

 10.9

 15.8

 17.2

 20.4

 20.5

Uso diario en el último mes

 0.8

 0.8

 1.0

 2.2

 2.8

 3.5

 3.7

 
Porcentaje de estudiantes de 12o grado usuarios de marihuana:
Estudio de observación del futuro
 

 

 1979

 1985

 1991

 1992

 1993

 1994

 1995

 1996

 1997

Uso alguna vez

 60.4%

 54.2%

 36.7%

 32.6%

 35.3%

 38.2%

 41.7%

 44.9%

 49.6%

Uso en el último a‚o

 50.8

 40.6

 23.9

 21.9

 26.0

 30.7

 34.7

35.8 

 38.5

Uso en el último mes

 36.5

 25.7

 13.8

 11.9

 15.5

 19.0

 21.2

 21.9

 23.7

Uso diario en el último mes

 10.3

 4.9

 2.0

 1.9

 2.4

 3.6

 4.6

 4.9

 5.8

 

PREVALENCIA EN GUATEMALA

De acuerdo con un estudio realizado el año 2004, por la Secretaría Ejecutiva para la Comisión Contra las Adicciones y Tráfico Ilícito de Drogas (Seccatid), “se determinó que unos 82 mil jóvenes entre 12 a 20 años consumen marihuana.  De acuerdo con el estudio, unos 50 mil adolescentes prueban después otro tipo de drogas.  Lucrecia Fabiola Gatica, socióloga y psicóloga, explicó que el consumo de la marihuana es la puerta para probar otro tipo de drogas como la cocaína, el crack y el éxtasis”

A Mediados de 1998 la Vicepresidencia de la Republica tomo la decisión de realizar un “Diagnostico a escala nacional en el nivel medio de educación del sector público.  Para la realización del mismo,  Seccatid, en un esfuerzo coordinado con el Ministerio de Educación y en apoyo de la Universidad Johns Hopkins, realizo durante el mes de septiembre, la encuesta nacional DUSI.  Este estudio representa una muestra de 7,037 estudiantes de ambos sexos. Los datos más relevantes obtenidos en la encuesta son los siguientes: Alcohol y Tabaco son las drogas que con mayor frecuencia consume la población comprendida entre los 12 y 18 años de edad.  Los individuos de sexo masculino son los que presentan el mayor porcentaje de consumo para todas las drogas estudiadas.  En el sexo femenino, las drogas con mayor índice de consumo son los tranquilizantes, seguido de los estimulantes y el alcohol.  Para los hombres lo es la marihuana, seguidos del tabaco y la cocaína.

Las edades predominantes de inicio de consumo para todas las drogas se encuentra entre los 15 y 18 años.  Para los grupos de 11 a 14 años, las drogas de consumo con mayor porcentajes son los estimulantes, el tabaco y el alcohol, seguidos por inhaladles, tranquilizantes, marihuana y cocaína.  Para los grupos de 15 a 18 años las drogas de primer consumo y con mayores porcentajes son: la marihuana, la cocaína y el alcohol, seguidos por los tranquilizantes, estimulantes, tabaco y alcohol”.

Las Encuestas Nacionales sobre Consumo de Drogas realizada  por la Organización de Estados Americanos (OEA) y la Comisión Interamericana para el control de abuso de drogas (CICAD) realizadas en 7 países latinoamericanos incluido Guatemala en el año 2003.  En dichos datos se utilizo la metodología del Sistema Interamericano de Datos Uniformes sobre consumo de Drogas (SIDUC).  Dentro de los principales resultados se tiene que: “respecto al consumo de cualquier Droga Ilícita, se distinguen 3 grupos de países, por un lado se encuentra Panamá y Uruguay con niveles elevados de consumo.

El segundo grupo compuesto por Guatemala, Nicaragua y Paraguay con prevalencias de consumo moderadas y finalmente Republica Dominicana con niveles bastante bajos de consumo.  En casi todos los países la gran mayoría de los consumidores, son consumidores de una sola droga (sobre el 70% de los consumidores, en Uruguay, Republica Dominicana, Paraguay y Nicaragua), la cifra mas baja la presenta Guatemala con unos 60% de mono consumidores. 

Según datos de la NHSDA (1996), La marihuana sigue siendo la droga ilícita de mayor consumo en los Estados Unidos. Se estima que 2,4 millones de personas empezaron a usar marihuana en 1995. Según datos, más de 68,5 millones de estadounidenses (32 %) de 12 o más años de edad, habían probado la marihuana por lo menos una vez en sus vidas, y casi 18,4 millones (86%) la habían usado en el último a‚o. En 1985, 56,5 millones de estadounidenses (29,4%) habían usado marihuana en el último año.

 

Por otra parte la Policía Nacional informo que entre sus avances para erradicar la Marihuana “El GOG utilizó el financiamiento y ayuda técnica del USG para proporcionar entrenamiento en la aplicación de la ley de narcoactividad y lavado de dinero.  Guatemala nuevamente participó en una operación anti-narcótica conjunta de ambos gobiernos a principios del año 2002.  Esta operación no produjo mucho en materia de incautaciones pero resultó en la erradicación de cantidades grandes de marihuana.  Esta operación conjunta proporcionó a la policía antinarcotica entrenamiento en operaciones antinarcóticos, planificación y logística”.

 

Guatemala produce una cantidad significativa de marihuana y cantidades mínimas de opio.  El GOG continuó erradicando en forma manual los cultivos de marihuana y opio pero la falta de activos aéreos para operaciones de reconocimiento y transporte de personal ha dificultado las operaciones de erradicación debido a lo montañoso del terreno y las limitantes de infraestructura disponible.  Sin embargo, se ha continuado fuertemente con los esfuerzos de erradicación de plantas de marihuana con más de 380,000 plantas erradicadas en el año 2002.  Existen pocos índices que muestren que Guatemala cuenta con laboratorios o plantas de procesamiento de cocaína u otros narcóticos ilegales, aunque existe evidencia que sugiere que cantidades grandes de dichas drogas que transitan por Guatemala son con frecuencia divididas en cargamentos pequeños para ser posteriormente enviados a su destino.

De acuerdo con las estadísticas del Servicio de Análisis e Información Antinarcotica (SAIA), “durante el año han erradicado más de un millón de matas de marihuana.  Se han incautado 2 mil libras procesadas”.
Un detective antinarcóticos explicó que: “Guatemala es el mayor productor de marihuana en la región centroamericana. Según el detective, se logra erradicar una tercera parte de la producción del país”.

 

En su informe sobre los factores de riesgo SECCATID, hace un esfuerzo por informar que “Es de vital importancia que se tomen cartas urgentes en cuanto a la observación de que cada vez mas adolescentes están propensos a experimentar con la marihuana.  En la población estudiada se observa los trastornos psicológicos, problemas familiares, salud deficiente, problemas escolares, presión de grupo, amigos con problemas personales y consumo de drogas en la familia son factores  cuya incidencia experimenta un incremento progresivo, conforme aumenta el índice de severidad adictiva en las diferentes escalas”.

 De acuerdo a lo encontrado en relación con los factores de riesgo y el consumo de diferentes drogas, fue posible  identificar las siguientes asociaciones mas frecuentes:

 

-          Agresividad y problemas familiares con el consumo de la cocaína y marihuana

-          Presión de grupo y amigos con problemas escolares o personales, con el consumo de cocaína y marihuana

-          Jóvenes que tienen pares con problemas escolares o personales con el consumo de marihuana y cocaína

-          Jóvenes con trastornos psicológicos, con el consumo de cocaína y tranquilizantes.

-          El reconocimiento de problemas de salud con el consumo de drogas

-          La tendencia de amigos con problemas personales esta mas relacionada con el consumo de marihuana, cocaína e inhalables.

-          El consumo de drogas en la familia es significativo como predisponerte al consumo de drogas por parte de los jóvenes.

  

REFERENCIAS

 

Evaluación de Necesidades para un Programa contra el uso de Drogas en Guatemala,  AID/DEVELOPMENT ASOC. INC. 1990

Dr. Pedro Delgado Machado, Humanamente  Diario el Universal de Venezuela http://www.eluniversal.com

American Psychiatric Association.  DSM-IV-TR. Manual diagnostico y estadístico de los trastornos mentales.  Texto revisado. Barcelona, España:

Masson, S.A.

J. Díaz SECCATID/SECIS  “Evaluación del impacto Institucional que el consumo de Drogas representa en seis Departamentos del País.  Un Estudio-Control 1996

Sistema Interamericano de Datos Uniformes sobre le consumo de Drogas (SIDUC). OEA/CICAD. 1998

J. Díaz, S. Valle L. Caris  Investigación Diagnostico Inventario de Tamizaje sobre Uso de Drogas (DUSI) 

Díaz, J., Delva J. Anthony J.  Encuesta Nacional DUSI en Población Adolescente del Nivel Básico y Diversificado de Educación, Sector Público.  SECCATID, Johns Hopkins University 1998.

Proyecto Ariadna http://www.proyectoariadna.com

 

 

Volver a lista de artículos >>